fbpx
Especialistas en portero de futbol

“DEFINICIÓN DEL PORTERO”

El diccionario de la Real Academia Española define portero como: “jugador que en algunos deportes defiende la portería de su bando”. Partiendo de esta definición y permitiéndome el gran atrevimiento de “corregir” a la RAE, en este artículo, les voy a definir a un portero de fútbol, desde dentro.

Todos aquellos que nos ponemos día tras día bajo una portería hemos sido preguntados al menos una, pero estoy seguro de que en muchos casos, cientos de veces, acerca de porqué somos porteros. Las respuestas, como en muchos otros casos, múltiples y de todo tipo: “porque cuando empecé a jugar al fútbol me puso ahí mi entrenador”, “porque no había otro que quisiera y me tocó a mi”, “porque el entrenador nos probó a unos pocos y yo era el que mejor lo hacía”… y un largo etcétera de respuestas.

Sin embargo, yo me quedo con aquellos que responden: “porque me gustaba ya desde pequeñito el hecho de poder lanzarme a parar balones” o “porque veía a los porteros profesionales en la televisión y me gustaba poder hacer las paradas que ellos realizaban”. Y me quedo con este tipo de respuestas porque esos chic@s son los que representan y definen de verdad a un portero.

Los arqueros somos esos “raros” y como muchos nos apodan, “locos”, que no soñamos con marcar goles, ni dar asistencias, sino que imaginamos una y mil veces en nuestra cabeza lanzarnos por los aires y sacar un balón a la escuadra, quitarle un balón a un delantero en un uno para uno, atrapar un balón aéreo tras un córner o un centro, atajar un penalti…

No sé lo bonito que es ser delantero, no sé lo bonito que es dar una asistencia, no sé lo bonito que puede llegar a ser marcar un gol… Pero por suerte, sí sé (y les hablo con mucho sentimiento y de corazón) lo que es ponerse bajo los tres palos y volar a por un balón a la escuadra, salir por arriba y sacar con un puño un balón que intentan rematar 5 jugadores del equipo rival, atrapar penaltis en una tanda decisiva y sentirse el “héroe” del partido… Y si tengo que elegir, aún sin haber probado lo primero, discúlpenme, pero mi decisión está muy clara, me quedo con la portería.

Porque ser portero no es únicamente defender la portería de tu bando, ser arquero es mucho más, es tirarse por el suelo o por los aires sin miedo a hacerse daño, es exponerse a recibir todo tipo de golpes ante remates a portería, es jugarse el físico en cada salida aérea, es saber jugar con las manos, pero también con los pies…

Ser portero, (y les hablo ahora desde mi experiencia) es un sentimiento, es acostarse cada noche previa al partido imaginando esa parada en el 90′ de un balón que va a la escuadra cuando tu equipo gana 1-0, es soñar a que lado irá ese penalti que vas a parar con una increíble estirada a la base del palo, es imaginar las felicitaciones de todos los compañeros después de una buena intervención…

En definitiva, ser portero representa mucho para aquellos que lo somos (o lo intentamos), es nuestra forma de vida, es un cúmulo de sentimientos… Y sinceramente es algo que me parece muy difícil únicamente poder expresarlo con palabras, ya que considero que se trata de una experiencia que hay que vivir desde dentro, para así, poder llegar sentir de verdad, lo inmensamente bonito que es ser portero.

FIRMADO
Angel López

Un comentario de ““DEFINICIÓN DEL PORTERO”

  1. Nuria dice:

    Me encanta este artículo, mi hijo tiene 8 años y desde los 3 juega al fútbol, a los 4 años ya estaba federado, y siempre siempre quiso ser portero. Decía a sus compañeros: “la portería es mía” y ahí sigue con toda la pasión del primer día!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *