fbpx
portero somos diferentes

Manos y guantes de porteros o viceversa.

En más de una ocasión habrás leído – o escuchado – ; “los porteros son diferentes”. Y la verdad que no podemos estar más seguros con esta afirmación. Somos el único jugador de campo que puede usar las manos para tocar o atrapar el balón dentro de todo el perímetro del área grande. Lo que aporta una ventaja frente al resto de jugadores.

El portero empezó a utilizar guantes en la década de 1960. Un complemento que nunca antes se había visto en el fútbol. Aunque al principio, lo que más llamaba la atención era el enorme tamaño de los guantes respecto a las manos. Y sin embargo hoy día lo vemos normal. Es verdad que eran otros tiempos y los guantes de portero no se habían visto hasta entonces. Pero es uno de los peculiares detalles que nos llevan a destacar respecto al resto de los jugadores en el llamado “verde”.


Características de los guantes de porteros


Seguro que habrás visto a más de un portero escupir en la palmas de sus guantes,para seguidamente frotarse ambas palmas entre si. Esto es debido a que la saliva contiene propiedades como es el ácido que proporciona y altera las propiedades del látex consiguiendo un mayor grip.

Los porteros profesionales suelen tener varios pares. Dependiendo de cada profesional unos utilizan un par de guantes, para el partido.  

Una o dos sesiones de entrenamientos antes del partido utilizan esos guantes para ver las sensaciones que le transmite los guantes, si el arquero observa que van bien, los reserva para el partido oficial y a continuación se cambia los guantes por otros y así sigue entrenando.


Puedes tomar nota de los porteros profesionales. Hay muchos que no les gustan que le toquen sus guantes. Y son ellos mismo los que se encargan de lavar y activar la palma de sus guantes.

Uno de los mejores portero del mundo lo hace siempre como si de un ritual se tratase. Lo primero que busca es el cuarto de baño y en el mismo lavabo los lava y enjuaga con un shampoo especial para guantes de portero, una vez escurridos, busca papel y lo introduce dentro de los guantes, para absorber el resto de agua. Lo tiende en la habitación del hotel a la sombra y cada dos o tres horas se preocupa en que estado se encuentran los guantes.

“Las armas de un portero son sus manos, sus guantes de portero y si el guante no está en condiciones optimas, mal vamos”.


Mas de un portero profesional ha tenido la mala suerte de tener una lesión en el dedo. Lo primero que hacen es tratarlo e intentar de recuperar esa lesión lo mejor y antes posible. Pues lo segundo que se suele hacer es contactar con el fabricante de la marca del guante que este utilizando. A medida se le hace varias probaturas con guantes de cuatro dedos, uniendo el látex, de esta forma el medico del equipo le venda los dedos y se coloca el guante especial con cuatro dedos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Necesitas Ayuda? Podemos ayudarte.